El Destello

21 diciembre, 2014

Feliz Navidad! Es una alegría estar ya de vacaciones. ¿Sabíais que había precuela de El corredor del laberinto?
El Destello
Aclaremos varias cosas:


Título original: The Kill Order
Autor: James Dashner
ASÍ SE DESMORONÓ LA VIDA DE MARK:

PRIMERO fueron las erupciones solares, que mataron a millones de personas, entre ellas a su familia.
SEGUNDO, las inundaciones, escasez de alimentos y un calor insoportable.
TERCERO, los supervivientes decidieron salvarse... a toda costa.
CUARTO, ahora un virus ha empezado a propagarse. Nadie sabe sus orígenes ni el remedio, sólo que produce la locura y cosas peores. Ya le han puesto nombre. Lo llaman el Destello.



<<—Me llamaba Deedee antes de llegar aquí comenzó Teresa. 
Y después le contó el resto>>
<<La niña es inmune al Destello. Usadla. Hacedlo antes de que los locos os encuentren>>




Opinión personal:


El libro empieza con una introducción sobre cómo prepararon a Thomas para entrar al laberinto pero luego pasa directamente a una historia diferente, hasta el epílogo y "Los datos recopilados del Golpe", que cuentan cómo llegó Thomas a CRUEL y cuándo conoció a Teresa.

Mark, Trina, Alec, Lana, Niebla, el Sapo y otros más son refugiados de las erupciones solares; cuando el desastre llegó a Nueva York, Alec y Lana ayudaron a Trina, Mark y los demás a escapar de allí.

En esos momentos entaban en un pequeño poblado viviendo con las demás personas que habían sobrevivido, todo era normal; hasta que un día llega un iceberg con hombres dentro que empiezan a disparar dardos que matan a la gente. Mark y Alec matan a varios y suben al iceberg, donde descubren que esos dardos llevan un virus dentro.

Cuando vuelven al poblado (con unos mapas), uno de sus amigos se ha contagiado, pero todavía está vivo (bueno, dura poco, en seguida muere) y cuando Mark y sus amigos se marchaban para buscar a la gente que tiró los dardos, Niebla se contagió también y se quedó allí, junto con el Sapo.

A medio camino encuentran otro poblado que también parece haber sufrido la consecuencia de los dardos; pero cuando se acercan ven a una niña de pie. La preguntan su nombre y qué le ha pasado a todo el mundo. La niña les dice que se llama Deedee y que, su gente había huido de allí, de ella, porque decían que no era como ellos porque la había alcanzado un dardo.

Alec (que está siempre al mando), decide llevársela porque, aunque está contagiada, "a estas alturas debemos de estar todos contagiados".

Cerca de el lugar donde se supone que se instala la gente que les disparó los dardos hay un bosque y deciden pasar la noche allí; pero no son los únicos, hay unos locos gritando y riéndose cerca de su campamento y Alec y Mark van a investigar, para más seguridad pero antes de marcharse Deedee les dice algo.

—Atentos al hombre feo sin orejas.

Cuando llegan a la fiesta de los locos se ponen a espiarles, pero les descubren y les atan, pretendiendo quemarles en una hoguera. Pero antes de que pudiesen aparece un hombre sin orejas, que dijo que se llamaba Jed.

Jed les contó que en su poblado hacía dos meses unos dardos habían caído, decía que había sido obra de demonios.


—Espera, ¿dos meses? ¿A qué te refieres con dos meses?

—Sí.Hemos contado los días concienzudamente, cada uno de ellos. Han pasado dos meses y tres días.

 —Espera, espera, espera. No puede haber pasado tanto tiempo. A nosotros nos pasó hace solo unos días.

—No me gusta... cuando la gente duda de mi palabra. ¿Cómo podéis estar ahí sentados y acusarme de mentir? ¿Por qué me iba a inventar tal cosa? Pretendía hacer las paces con vosotros, daros una segunda oportunidad en esta vida, y ¿así me lo pagáis? Me... me da dolor de cabeza.

El hombre siguió acusándoles, hasta que su dolor de cabeza acabó con él. Los demás contagiados (ya queda claro que todos tienen el virus) se quedan quietos sin saber que hacer así que Mark y Alec aprovechan para huir, pero en seguida les ven y se ponen a pelear. La gente sale en llamas de la pelea y se interna en el bosque y cuando los locos están ya casi medio moribundos, Mark y Alec huyen, hacia un bosque en llamas.

Van a buscar a Lana, Trina y Deedee al campamento, pero han desaparecido y hay pistas que dicen que alguien les estaba persiguiendo, habían huido.

Mark y Alec siguen las pistas y llegan a un claro con una plataforma por la que saltan. Dentro hay una sala en la que está reunida mucha gente que habla de la CPES (Coalición Post Erupciones Solares), del virus, al que han llamado el Destello y de que les han dado de lado, dicen que viajarán a Alaska, donde se refugia esa gente, y les destruirán.


—Pero antes, amigos, necesito que hagáis algo por mí. Tenemos dos espías al fondo del auditorio. Bien podrían ser de la CPES. Los quiero atados y amordazados antes de que cuente treinta.
Mark y Alec corren por el (llamémoslo así) refugio hasta encontrar una sala con iceberg, se suben a uno y arrancan; pero llevan a bordo a dos raros y Mark les echa de allí pero al último le intenta matar y se da cuenta de que él también está contagiado, sentía como si hubiese perdido el control. En cuanto se da cuenta de lo que intenta hacer, suelta al hombre y le hecha de allí.

Van hacia una ciudad llena de raros donde creen que pueden estar sus amigas, cargados con unos Transvicios, una pistola algo parecida a un Transplano pero, en vez de teletransportar a la gente a otro lugar, este arma separa las moléculas y las disuelve, así que la persona se queda en nada, desaparece.

Allí entran en varias casas hasta llegar a una calle donde ven a Lana tirada en el suelo rodeada de raros haciéndola cortes con cuchillas. Alec y Mark se ponen a disparar a la gente y, finalmente, Alec dispara a Lana, porque los dos saben que no estaba en condiciones de vivir.

Lana había estado tirada en el jardín de una casa así que Mark y Alec se meten en ella y al llegar al sótano ven a Trina y a Deedee, las dos muertas de miedo, pero al parecer ninguna se acuerda de ellos, no saben quiénes son.

Justo cuando salían de la casa, un montón de raros la invaden y se ponen a luchar pero Trina chilla un "BASTA" y todo el mundo para (como en las películas). Trina les dice que ellos solo quieren ayudar y que se las van a llevar para ayudarlas, les pide salir de allí. Los raros hacen un pasillo y Mark y sus amigos van subiendo las escaleras, pero Mark se da cuenta de que los raros planean algo, porque todos tienen la misma sonrisa siniestra. Pero antes de que puedan hacer algo coge a Deedee y echa a correr. Aquí queda ya claro que todos menos Deedee están contagiados, Deedee es inmune.

Consiguen salir de la casa y de la ciudad, aunque por el camino han perdido un Transvicio, y suben al iceberg directos al lugar donde se supone que está la gente de los dardos. Pero no van solos, varios raros se han colado en el iceberg y Mark tiene que luchar solo contra ellos y el último casi le tira del iceberg.

Finalmente llegan a la sede y Mark baja con Trina y Deedee del iceberg, con una nota en su mano. Alec vuelve a despegar el iceberg y se aleja.

Cuando llega a la sede hay un Transplano, le da la nota a Deedee y la dice que atraviese el Transplano, antes de que fuese tarde. La nota decía:


Y justo cuando Deedee atraviesa el Transplano, Alec estrella el iceberg contra la nave.





El niño está en una habitación, con su madre, despidiéndose. La madre le dice que todo va a salir bien, hace poco les dijeron que era inmune, y ahora la madre le estaba ofreciendo a su hijo a una sede: CRUEL.

La madre se despide y le dice que va a hacer cosas importantes en el mundo, le dice que va a ayudar a encontrar la cura. Y el niño se va.

La visita mira las bombillas que cuelgan del techo. 
—Sabes quién inventó estas cosas, ¿no? A lo mejor deberíamos de llamarle Thomas.





Una mujer lleva a Teresa por un pasillo de los muchos que hay en CRUEL, le han dicho que irá a hacer un amigo. Dos años atrás, ella también había llegado nueva.

—Le llaman Thomas.

La llevan a una habitación donde hay un niño de su misma edad. Allí les dicen que hay más niños como ellos allí, pero que han elegido a Thomas para que conozca a Teresa, y viceversa.

La mujer se marcha y les deja solos. Thomas le dice a Teresa que le cuente su historia y ella le contesta que es una locura de historia.

—No dejas de hacerme preguntas. ¿Y tú? ¿De dónde vienes? ¿Cómo ha sido para ti? 
—Yo... odio hablar de eso. 
—Bueno, yo también. Pero lo he hecho. 
Ella frunció los labios y asintió. 
—Sí, lo has hecho. Supongo que es bueno oírlo boca de otra persona. Pero... mi historia es una locura —luego se quedó callada y supo que él no la dejaría zafarse. 
Tenía razón: 
—¿Y bien? —insistió Thomas—. Estoy esperando. ¿A quién no le gustan las historias locas? 
Le dedicó una sonrisa y ella se la devolvió. 
—Me llamaban Deedee antes de llegar aquí —comenzó Teresa. 
Y después le contó el resto. 



1 comentario:

  1. Hola^^
    Lo tengo pendiente y no creo que tarde en leerlo.
    besos

    ResponderEliminar

Santa Template by Mery's Notebook © 2014